"Hagamos todo por amor, nada por la fuerza, sino por la fuerza del amor."

Equipo de animación de la Provincia del Divino Salvador

V J E

HERMANAS MERCEDARIAS DEL SANTISIMO

PROVINCIA DEL DIVINO SALVADOR

Calle Sierra Madre casa N.6 residencial Montebello Mejicanos, El Salvador CA

Asunto: Equipo de animación de la Provincia del Divino Salvador

A TODAS LAS HERMANAS DE LA CONGREGACION

Queridas Hermanas, les saludo y en nombre de todos las Hermanas de la Provincia Del Divino Salvador, les agradecemos el apoyo de sus oraciones y muestras de cercanía durante la celebración de nuestro X Capítulo Provincial. Nos hemos sentido acompañadas por Dios Trino, por nuestra Madre Santísima de la Merced, por nuestra venerable madre fundadora María del Refugio Agilar y Torres y por cada una de ustedes.

Comunicamos con agrado como ha quedado el nuevo equipo de Gobierno para el trienio 2018-2020.

M. Deisis del Carmen Portillo Avelar            Superiora Regional

H. Isabel del Carmen Salazar                       Primera Consejera, Vicaria, Secretaria y Coordinadora de Nuestra Vida Apostólica.

H. María Trinidad Morales Ayala                   Segunda Consejera y ecónoma

H. Reina Isabel González Acosta                 Tercera Consejera y Coordinadora de Carisma y Espiritualidad.

H. Gloria Lisbeth Cea Mendoza                    Cuarte Consejera y coordinadora de Formación y Pastoral Vocacional

También colaboran:

H. Karla Guadalupe Marroquín Hdz.              Asesora del Movimiento JEM

H. Mercedes Osorio Villanueva                      Asesora del Movimiento LEM

H. Yanira Rafaela Cruz Estrada                      Encargada de la Causa de Canonización de Nuestra venerable Madre Fumadora María del Refugio Aguilar y Torres.

Nos seguimos encomendando a sus oraciones para ser fieles al Carisma Congregacional y a la misión que Dios nos ha encomendado.

Reiteramos una vez más nuestro agradecimiento y oraciones.

Mejicanos 9 de diciembre de 2017

Deisis del Carmen Portillo Avelar, Superiora Provincial

 

Evangelizar con María a la luz de la Eucaristía