"Hagamos todo por amor, nada por la fuerza, sino por la fuerza del amor."

Organización

La suprema autoridad del Instituto es el Santo Padre según lo prescribe el Canon 586. Dentro del Instituto la máxima autoridad la ejerce la Superiora General asistida por su Consejo.

La Superiora General y bajo su autoridad las Superioras Provinciales, Regionales y Locales, constituyen un cuerpo orgánico actuando de acuerdo al derecho propio y respetando el principio de subsidiariedad.