"Hagamos todo por amor, nada por la fuerza, sino por la fuerza del amor."

Quienes Somos

El Instituto de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento es una Congregación religiosa de derecho pontificio fundada en la Ciudad de México, el 25 de marzo de 1910. Recibió la aprobación diocesana el 15 de junio de 1922, posteriormente fue agregada a la Orden de la Merced el 11 de julio de 1925; la sede apostólica el 22 de julio de 1948 le otorga el ser de Derecho Pontificio.

Nuestro un Instituto religioso es de votos públicos simples perpetuos y de vida apostólica abrazando el estilo de vida comunitaria y fraterna.

ORIGEN

Su origen se remonta a las inquietudes y profunda vivencia eucarística de María del Refugio Aguilar y Torres, viuda de Cancino, quien, inspirada por Dios y apoyada por el Presbítero Vicente María Zaragoza, fundó el Apostolado de Jesús Eucarístico con el fin de extender el Reinado de Jesús Sacramentado en la niñez y juventud.

María del Refugio, concibió un proyecto educativo para evangelizar a la familia, a la niñez y junventud y a la sociedad en general, orientado a enseñar que en el centro de todas las ciencias está Dios y que no hay auténtica vida cristiana sin la participación eucarística y la protección de María.

El Instituto fue agregado a la Orden de Nuestra Señora de la Merced, fundada por San Pedro Nolasco para la redención de los Cautivos, el 11 de julio de l925, participando desde entonces de su espiritualidad, de su obra liberadora y de sus dones espirituales.

FIN DEL INSTITUTO
Las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento somos consagradas por Dios, fuente de todo santidad, nos configuramos con Cristo Redentor en su Misterio Eucarístico mediante la profesión de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia y trabajamos por la extensión del reinado de Jesús Eucaristía, bajo la maternal protección de Nuestra Madre de la Merced (Constituciones 5).

ESPIRITUALIDAD
Fieles a la acción del Espíritu, cultivamos una espiritualidad redentora de comunión que impregana nuestro estilo de vida y da respuesta a las necesidades de los hombres y mujeres de nuestro tiempo. (Constituciones 9).

Desde la Eucaristía, sacramento pascual de Cristo Redentor y contemplando a María Madre de Merced, descubrimos a los cautivos de hoy, nos acercamos con entrañas de misericordia y somos solidarias con ellos a través de nuestra misión evangelizadora. (Constituciones 10).

CAMPOS DE NUESTRO APOSTOLADO

Vivimos la misión redentora de nuestro Instituto y la expresamos en diversos campos apostólicos de acuerdo a nuestro carisma y espírítu. (Constituciones 85).

Realizamos nuestra acción evangelizadora en los centros educativos, movimientos de espiritualiad JEM y LEM, guarderías infantiles, casas hogar, pastoral parroquial, misiones, casas de espiritualidad y acogida y otros, acordes con nuestro carisma y espírítu. (Constituciones 85.1).

PRESENCIA EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO

El Instituto ejerce su acción evangelizadora en instituciones docentes, internados, guarderías infantiles, seminarios, centros de catequesis, misiones y reclusorios, atendidos por 83 comunidades establecidas en México, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos de Norteamérica, Cuba, Chile, Colombia, Venezuela, España, Italia y Mozambique.